Seguidores

domingo, 11 de diciembre de 2011

Callos a la gallega de mi madre

Como estuve en Santiago este puente, le pedí a mi madre que me hiciera callos para comer ahí y para traerme unos pocos para aquí..... pero mi madre es una exagerada!!!!

Esta es la potaza que hizo mi madre..... Asi que no os pongo cantidades.... porque según mi madre esta pota... (que debe de ser de 10 litros) es para 9 personas, comiendo también empanada de entrante y de segundo paleta asada...


Ingredientes:
  • Garbanzos "El hostal"
  • Limones
  • Callos (aquí lo venden en unas bandejitas y traen):
    1. Pata de ternera
    2. Vientre de ternera
    3. Librillo de ternera
  • Uña de cerdo cortada en trozos
  • Chorizo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cabeza de ajos
  • Tocino
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante al gusto
  • Especias para callos (mi madre las compra en un ultramarinos en la Caldereria)
  • Pan rallado (para espesar la salsa)

Preparación:
Ponemos a remojo los garbanzos el día anterior.

Ponemos los callos en agua con zumo de limón el día anterior y dejarla hasta el día siguiente. Y la uña la ponemos a desalar en agua.

Al día siguiente, ponemos una pota y echar los callos, la uña, los garbanzos, el chorizo, la cebolla, el ajo, el tocino y cubrimos con agua, dejamos cocer durante 3 horas aproximadamente. El agua debe sobrepasar los garbanzos y la carne, si fuese necesario echaríamos más agua.

Pasado este tiempo, sacamos la cebolla, el ajo (sin la piel), el tocino, algún garbanzo y salsa, lo machacamos todo, le echamos el pimentón dulce y el picante, las especias para callos y un poco de pan rallado y mezclamos bien. Si queremos lo podemos pasar todo por la batidora.

Echamos la mezcla anterior en la pota con los callos y removemos, dejamos cocer un poco.

 

En el plato:

8 comentarios:

  1. Felicidades a ti y a tu madre por estos callos, estarán de muerte.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  2. ¡Menuda cazuela!! Hasta aquí llega el olor....qué buena pinta!! Estos platos de cuchara, me pierden.

    Gracias por dejar tu mensaje en mi blog porque no conocía el tuyo y me ha encantado! ¡Ya te tengo fichada! ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a tí Finuca!!!

    Es un honor tener a una gran bloguera como tú en mi blog ^_^

    Biquiños

    ResponderEliminar
  4. Seguro estaban de muete lentaaaaaaaa ummmmmmm como me gustan los callos jamia si pudiera daba buena cuenta de ese platin y la paleta asda de vicio tambien no deja de decirme comeme.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Gracias NENALINDA por tus palabras amables y por pasarte por aquí, es un honor.

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  6. Yoli, como te había comentado, vuelvo a esta cocina a por otro sabroso plato de callos, un plato rico que me gusta mucho porque mi querida madre al igual que la tuya los cocinaba de Matrícula de Honor, ja,ja,ja.

    Rosa María, mi hermana es quien conserva la receta y los prepara de maravilla para todos sus hermanos en ollas tan grandes como la de tu madre. Es una de mis entradas pendientes que dedicaré a mis padres -ya no están entre nosotros- que siguen viviendo en mi corazón y a mis hermanos.

    Bueno, no me quiero poner triste que yo he venido a tu cocina a mojar un rico pan en esta sabrosa salsa.

    Un beso paisana y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  7. Hola ridente es un placer encontrar gente como tú en mi cocina ^_^.

    Mi madre, hace estas potas de callos tan grandes, porque no perdió la costumbre de cuando estaba mi padre (ya que como los tuyos, ya no está con nosotros físicamente, pero si en nuestros corazones) que hacíamos casi todos los fines de semana comidas familiares de 20 personas o así. Mi padre le pegaba muy bien a la cocina..., el fué el que me enseñó y el que me inculcó la pasión por cocinar.

    Biquiños paisano y gracias por pasarte por aquí.

    Un auténtico placer

    ResponderEliminar